Un blog sobre la New Age (Nueva Era) y los esoterismos varios que hoy, como una epidemia que afecta al raciocinio y a la lógica, se expanden... Bienvenidos sean usted y Guillermo de Occam.

miércoles, 30 de mayo de 2007

No es Metafísica




¿Qué es la Metafísica?

El nombre de la Metafísica nació de una circunstancia curiosa. Andrónico de Rodas (s. I a. C.), ordenando las obras de Aristóteles, se encontró con algunas que no sabía bien dónde ubicar. No eran de Psicología, no eran de Lógica, no eran de Política. Decidió ubicarlas después de las de Física, esto es, las colocó “más allá de la Física” (μετα [τα] φυσικα). Así adquirió nombre propio esta disciplina filosófica.

La cosa es que la Metafísica se ocupa del estudio racional del ser, de sus principios y sus causas. Es un saber netamente filosófico que ha tenido grandes protagonistas: Aristóteles, Plotino, San Agustín de Hipona, Santo Tomás de Aquino, Descartes, Spinoza, Leibniz, Heidegger, Ortega, Zubiri, Levinas, etc. Gente sesuda y seria. Sin embargo últimamente está siendo abanderada por sujetos y sujetas que sin tener la más remota idea de casi nada pontifican sobre absurdos pretendiendo hacer Metafísica. Entienden que Metafísica significa “más allá de lo físico”, lo identifican con lo esotérico, lo oculto, y piensan: “¡voilá! ¡Lo que hago es metafísica!”. Así parece que hacen algo con denominación de origen y categoría.

Es como lo del chiste:

Un chatarrero está dando golpes a una barra metálica y cuando ve pasar un reactor dice: “hay que ver lo que hacemos los mecánicos”.

Tenemos un estupendo ejemplo en Juana Mª de la Concepción Méndez, más conocida como Conny Méndez.

Esta venerable señora nació en Caracas en 1898 y murió en Miami en 1979, dejando una pléyade asombrosa de seguidores. Dicen que estudió Metafísica con Emmet Fox, su “maestro terrestre”, y otro de vaya usted a saber dónde denominado Saint Germain, un “maestro ascendido” de otra dimensión que la instruyó de forma misteriosa en los complejos mundos de los Rayos, los Maestros y la Ley del Mentalismo. Pura Metafísica, vamos.

Rubén Cedeño, otro seguidor y hecsperto metafísico, dice de ella que es la primera persona que escribe e instruye sobre Metafísica en el mundo hispano parlante, aunque esto sería cierto si no hubieran existido autores en lengua hispana que sí hicieron Metafísica en serio: Juan Luis Vives, Jaime Balmes, José Ortega y Gasset, Manuel García Morente, Xavier Zubiri, etc., etc., etc. Unos desconocidos, vamos. Pero, no, según los esotéricos Conchita fue la primera.

¿Y qué dice Conchita?

Cito textualmente de su delirante libro Metafísica 4 en 1: La palabra "Metafísica" quiere decir "más allá de lo físico", o sea, la ciencia que estudia y trata de todo lo que está invisible a los sentidos físicos. ¡Toma ya! Sólo esto bastaría para mandar el librito a paseo y, sin embargo, hay quien lo venera...

Según esta señora, “todo es mente”. Esto se conoce como el Principio del Mentalismo. Viene a decir básicamente que lo que se piensa se manifiesta. Nuestras calamidades las producimos con el pensamiento. De esta manera, si pensamos correctamente esta ley provocará que nos ocurran cosas megachulis. Y si te ocurren cosas malas, debes pensar y decretar: NO LO ACEPTO. Y ya está. Ahora cito: Después de haber dicho "no lo acepto", recuerda que tu YO superior es perfecto; que sus condiciones son perfectas. Ahora dí: "DECLARO QUE LA VERDAD DE ESTE PROBLEMA ES... (armonía, amor, inteligencia, justicia, abundancia, vida, salud, etc., cualquiera que sea lo opuesto a la condición negativa que se esté manifestando en ese momento). GRACIAS PADRE QUE ME HAS OÍDO" (Metafísica 4 en 1, vol 1, III). Como pueden ver ustedes mismos, auténtica Metafísica...

Sólo deben decir: "YO DESEO TAL COSA. EN ARMONÍA PARA TODO EL MUNDO Y DE ACUERDO CON LA VOLUNTAD DIVINA. BAJO LA GRACIA Y DE MANERA PERFECTA. GRACIAS PADRE QUE YA ME OÍSTE".
Ahora no dudes por un solo instante. Has empleado la fórmula mágica. Has cumplido con toda la ley y no tardarás en ver tu deseo manifestado. Ten paciencia. Mientras más tranquilo esperes, más pronto verás el resultado. La impaciencia, la tensión y el ponerse a empujar mentalmente destruyen el tratamiento (la fórmula es lo que en metafísica se llama "un tratamiento").(
ïbidem)

Lo realmente alucinante es que haya gente que haga caso de esta analfabeta.

No me resisto a citar lo que sigue (procuren no reírse hasta el final de la cita):

“Sabiendo esto, cuando tú encuentres un insecto fuera de lugar, frena tu primer impulso de aniquilarlo. El espíritu de su grupo está a tu misma altura mental; forma parte de la mente universal; lo contactas al dirigir tu mente hacia él. Simplemente dile:

AQUÍ HAY UNA CÉLULA TUYA QUE SE ENCUENTRA FUERA DE SU AMBIENTE. NO ES ARMONIOSA A MI AMBIENTE. DIOS ES ARMONÍA PERFECTA. LLÉVATELA.

Sentirás una gran emoción al ver que el insecto se detiene inmóvil, como recibiendo la onda, y al minuto corre a desaparecerse. No lo volverás a ver. Y en el caso de que tu propia conciencia no está aún segura de la Verdad que te acabo de enseñar; bien sea que tú sientas dudas del resultado; o que hagas el "tratamiento" con DEMASIADA VIOLENCIA y ves que el animal continúa molestándote, dale tres "chances". Dile al espíritu grupo: "SI NO TE LO LLEVAS PRONTO, VOY A TENER QUE MATARLO". Generalmente no te verás en el caso de matarlo. En muy pocos casos se resiste a irse. Sólo cuando él mismo está buscando la muerte porque ya ha vivido su vida; y en ese caso (cuando te lo indique tu sentido común, que es la Sabiduría Divina en ti) mátalo con un golpe fuerte y seco. No lo dejes a medio vivir, agonizando. Y sin violencia de tu ánimo, sin rabia ni disgusto, dile: "QUE EVOLUCIONES EN MEJOR ESPECIE". Todo depende de la intención y el pensamiento con que se ejecute.”

(Metafísica 4 en 1, vol. I, VII)

Deben imaginarse al espíritu del insecto, que está a su altura (ya es imaginar), y contemplarlo asombrado mientras un gigantesco ser humano le pide que se marche en un idioma, el mental, que el insecto por supuesto conoce y entiende. Si se queda quizás es porque usted le ha hablado con rudeza, que ya se sabe de la sensibilidad de los insectos. No importa, insista con más dulzura. Es posible que el insecto sea en realidad un suicida y por lo mismo insista en quedarse hasta que usted, ya sin más remedio, le de un zapatazo y lo envíe a reencarnar en otra especie. Esto es Metafísica... Con un par.

Si se pretende hacer Merafísica y se hace otra cosa, lo normal es que aparezcan errores de bulto y conclusiones, cuando menos, curiosas. Puede servir como ejemplo el considerar que lo masculino implica ausencia de imaginación, receptividad e intuición y que lo femenino implica sumisión, dependencia y falta de iniciativa... y todo en base al prejuicio pseudometafísico de que todo tiene sus principios masculino y femenino (Principio de Generación, lo llaman). La metafísica hecha en serio no se ocupa de estas cosas. Y es que los "pseudometafísicos" consideran que sus creencias en "lo que está más allá de lo físico" es metafísica. No lo es.

Si desean conocer de qué va la auténtica metafísica, no tienen más que leer esta más que interesante introducción de Julián Marías:

http://www.bibliotheka.org/?/ver/3652

Si desean conocer cómo nació y de qué se ocupa la Metafísica, podemos acudir al primer volumen de la [i]Historia de la Filosofía[/i] de Abbagnano y consultar las páginas dedicadas a Aristóteles:

http://www.bibliotheka.org/?/ver/3311

Buen provecho.

8 comentarios:

José Luis Arranz dijo...

Reconozco Javi que me he reido mucho con esta entrada.

Ya se que hacer con los tantísimos insectos que afloran en primavera/verano y que como bien sabes tan poco me gustan. Pulverizarlos con insectizida como siempre.

¿Qué opinas de esta acepción del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española?

Metafísico, ca.
2. Adj. Oscuro y dificil de comprender

¿No le da "vuelo" esta definición a los conchitistas?

Un abrazo.

Javier Bulturido dijo...

Jajaja, pues sí, que a veces es complicado entender a los filósofos. De hecho, recuerdo que en el Quijote, en el previo, Cervantes pone a dialogar a Babieca y a Rocinante. En un momento dado se produce este hilarante coloquio:

-¿Cómo estáis, Rocinante, tan delgado?
-Porque nunca se come y se trabaja.
-Pues, ¿qué es de la cebada y de la paja?
-No me deja mi amo ni un bocado.
-Andad, señor, que estáis muy mal criado,
pues vuestra lengua de asno al amo ultraja.
-Asno se es de la cuna a la mortaja;
¿queréislo ver? Miradlo enamorado.
-¿Es necedad amar?
-No es gran prudencia.
-Metafísico estáis.
-Es que no como.

jajajaj

José Luis Arranz dijo...

Jejejejeje...

Oye, ¿sabes qué tienes los comentarios sin moderar? Te lo digo porque se te puede meter algún comentario "macarrilla" que manche el buen nombre de este blog. jejejeje.

amparanoya dijo...

La Concha de tu... Osease que tú eres el culpable de mis cosas malas porque no me contaste esto antes, yo quería cosas megachulis y sólo tenía que SABERLO primero y ACEPTARLO después. Qué barbaridad, qué facil era!!!

Por cierto, ¿le has contado a tu mujer lo de los insectos? la de malos ratos que se va a ahorrar con las avispas, jijijij.

Me gusta, amigo, a veces un poco denso por lo que hay que tener tiempo pa leerlo, pero me gusta. ¿No te estarás volviendo un metafísico cualquiera?.

Ciao y besos.

bety y no tan fea como vos dijo...

sos un nabo que te haces el canchero y no sabes nada en realidad me das lastima.ya que hablas mal de todos y molestas a gente que ni sabes quien son porque no te miras al espejo y desp te pegas un tiro..

Javier Bulturido dijo...

Podría decirle, señorita no tan fea, que sus deseos son órdenes para mí, pero me parece que no voy a decírselo.

¿No se le ocurre nada más?

Javier Bulturido dijo...

No cuesta ningún trabajo informarse acerca de qué es la Metafísica en serio.

Amy Mizuno Luna dijo...

Creo que no deberían descartar del todo las similitudes (claro, sin confundir la gimnasia con la magnesia): Aristóteles, el padre de la metafísica -por cierto- poco tiene que ver con Conny Méndez, lo único que tienen en común sus escritos es ir más allá de la física, y en ambos casos el término puede funcionar para definir lo que escriben, aunque no se relacionen entre sí. Más no olvidemos que la metafísica de Aristóteles, es, curiosamente, la que ha permitido por años a la iglesia católica argumentar todo: la existencia del alma, la naturaleza de los ángeles y los demonios, la esencia del pecado. Recuerden que para la iglesia Católica, Arisóteles es ÉL filósofo, por eso Agustín de Hipona y Santo Tomás (sobre todo éste último, razón por la que a su filosofía, y a la de la iglesia católica en general, se le llama Aristotelico-Tomista) pudieron escribir lo que escribieron.
La Metafísica que maneja Conny Mendez es denominada (curiosamente) Metafísica Cristiana, así que, en ambos casos, la palabra metafísica es utilizada para fines un tanto similares. Finalmente, ¿para qué se ha usado la metafísica?, pues para explicar lo que está más allá de lo físico, entonces lo que hace Aristóteles al hablar de su primer motor inmovil, lo que hace Heidegger al explicar el Desein, lo que hace San Agustin al hablar de la gracia divina, lo que hace Conny al explicar los principios... pues no es demasiado diferente. A fin de cuentas se trata de: Hablar de lo que está más allá de lo físico. Ojalá me haya explicado...
Y como he dicho, aun cuando ninguno de estos autores se relacione, el término metafísica puede definir lo que escriben, debido a la naturaleza de lo que la palabra metafísica significa, pensando también en la palabra metafísica como una palabra que no se limita a un solo enfoque.