Un blog sobre la New Age (Nueva Era) y los esoterismos varios que hoy, como una epidemia que afecta al raciocinio y a la lógica, se expanden... Bienvenidos sean usted y Guillermo de Occam.

sábado, 5 de mayo de 2007

Historia y esoterismo II


















Los “pueblos desaparecidos” (o no) que sólo los canalizadores conocen suelen presentar características comunes:


- conocimientos avanzadísismos y superiores, aunque esto no evitara su desaparición

- conexión directa con las dimensiones espirituales, astrales, etéricas o sutiles (a saber qué cosa es qué)

- una tecnología desconocida para nosotros

- terapias perdidas y recuperadas por los canalizadores y que son eficacísimas en toda clase de males

- un nivel de conciencia más evolucionado que cualquier otro pueblo de cualquier época

- una bondad sin límites

- vivían en unidad con la naturaleza

- físicamente esbeltos y bellísimos (generalmente de piel blanca), cuando no gigantes


Muchos de estos pueblos, dicen, han desaparecido o han evolucionado hasta mudarse a otras dimensiones espacio-temporales (¡!). En otros casos los hombres primitivos vivían en plena comunión con la naturaleza, usaban la intuición más que la razón, no comían carne (ser vegetariano es más molón), vivían en paz y tenían fácil acceso al mundo espiritual. Esto sería encantador si no fuera más falso que el hombre del saco.


De nuevo nos surge las preguntas: ¿cómo lo saben? ¿Hay alguna prueba? Y si no la hay ¿de qué estamos hablando? Podría pensarse que estamos ante una reedición del mito de la edad de oro narrado por Hesíodo , pero éstos, además de escribir bastante peor, tienen datos más que suficientes sobre el proceso de hominización. Evidentemente no les sirven para nada. Influidos quizá por la idea cristiana de un paraíso perdido, sin entender la evolución que ha seguido en los dos últimos siglos la exégesis de la Biblia, sin acudir a las fuentes para saber cómo se ha desarrollado la humanidad desde su aparición, postulan sin rubor las excelencias de unos antepasados que jamás existieron.


De lo que vengo hablando ocurre con los clarividentes que nos desvelan la suerte y misterios de la Atlántida y de Lemuria, o Mu.




El de la Atlántida es un caso curioso. El “problema” nace de interpretar una alegoría de Platón, de las muchas que utilizó con fines pedagógicos, como si fuera una descripción histórica. En el Critias, uno de los diálogos de su vejez, Platón pretende moralizar con el triste final de los atlantes debido a su alejamiento de la virtud. No obstante, los que toman esta moralina como un relato histórico conceden a la Atlántida existencia real y se afanan por encontrar restos de este continente perdido.




El hecho es que estos “investigadores” no se ponen de acuerdo ni aún en su localización geográfica:




- James M. Allen sostiene que estuvo en el Altiplano central de los Andes, en Bolivia


- I. Donnelly afirma que fue un continente entre Europa y América; esta teoría la comparte A. Kircher y es la más ampliamente aceptada


- E. Zangger considera que la Atlántida es en realidad Troya


- C. Girard la sitúa en el Estrecho de Gibraltar


- O.H. Muck dice que son las Islas Azores


- M. Valentine se la lleva a las Bahamas


- R. Kuehne la coloca en el Sur de España, en la Marisma de Hinojos, muy cerquita de Cádiz


- P. Zamarro dice que la descubre en el Mar Egeo


- etc., etc., etc....




O es un continente muy viajero o los “investigadores” toman por prueba lo que no prueba nada. Y contra los críticos, esto es, contra los que sostienen que la Atlántida es un mito, suelen decir verdaderas bobadas. Díaz Montexano afirma cosas como que lo que se pretende al negar la existencia de la Atlántida es desacreditar a toda costa a Platón (¡!).




Es posible que los “canalizadores” no se desprestigien nunca; ya sabemos que sus “fuentes” no pueden ser verificadas por historiadores por hallarse éstas fuera del espacio y del tiempo...




La cosa podría quedar aquí si a los newageros no les hubiera dado por describir con todo lujo de detalles la civilización atlante. Entre otras, éstas son las cosas que llegan a decirse:




- dominaban la tecnología de los cristales (¿?), lo que les posibilitaba convertir la energía solar en electricidad y realizar vuelos espaciales... (D. Walker)


- disponían de pantallas mágicas en las que podían ver cuanto sucedía en cualquier punto de la Tierra... (M. G. Smith)


- sabían cómo transformar la luz en energía pura mediante láser; incluso tenían naves espaciales que funcionaban con luz, una ciencia que obtuvieron gracias a la intercomunicación con entidades de otros sistemas estelares... (J.Z. Knight)


- se fabricaron robots extraordinarios controlados por elementales que, dotados así de inteligencia, parecían seres humanos y servían fielmente a sus amos... (Samael Aun Weor)


- Cronos, Poseidón, Hermes, Proteo, Mixchoatl, Tlaloc y Cihuocoatl, estos últimos dioses mayas y aztecas, eran todos atlantes (V. Paschos)


- se trataba de una raza de gigantes (Krishnamurti)


- colonizaron el Tibet, Babilonia, Grecia, India... (Samael Aun Weor)


- etc., etc., etc...


Obsérvese que, aunque no existe la más mínima evidencia histórica o arqueológica de la existencia de la Atlántida, los “canalizadores”, aquellos que trabajan con energías y sabiduría de más allá del espacio y del tiempo, saben muchísimo de esta supuesta civilización.

Sigue en Historia y Esoterismo III.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Javier:

¡Muy interesante su artículo!, estoy de acuerdo en casi todo lo que apuntas... menos en la referencia que haces de Georgeos Díaz-Montexano, primero porque el nunca ha afirmado eso que usted señala, y segundo porque Díaz-Montexano nunca ha sido un investigador esoterista, de hecho es considerado por muchísimos investigadores serios como uno de los mayores azotes que han sufrido los investigadores esoteristas, ocultistas y teósofos de la Atlántida. Lea sus comentarios (y artículos) en contra de la visión esoterista y ocultista de la Atlántida (que son muchos).

Salu2
Manu

Javier Bulturido dijo...

Copio y pego:

Cansado de tantas falacias, manipulaciones y engaños y de ver como intentan desacreditar a uno de los seres humanos más grandes y sabios que ha dado la humanidad, Platón...

Fuente: http://georgeos-diaz-montexano.blog.com.es/?tag=cazadores-de-la-atlantida

Copio y pego:

Sin embargo, esto no es más que otra de las tantas falacias o maniobras de intoxicación inventadas por tales personajes antiatlantistas que en su afán por desacreditar a toda costa al filósofo griego Platón y a todo aquél que ofrezca credibilidad a sus escritos...

Fuente: http://www.antiquos.com/La-Atlantida-de-Platon/modules.php?name=News&file=article&sid=6

Y puede usted buscar en qué revistas suele publicar este personaje.

@gustín dijo...

Javier, en el testimonio que pones:

- se trataba de una raza de gigantes (Krishnamurti)

¿Te refieres Jiddu Krishnamurti? Si es así me resultaría muy extraño.

Saludos.

Javier Bulturido dijo...

¿Por qué le extrañaría?

Anónimo dijo...

Una NO-ATLANTIS para los Antis.
Se trata de una Civilización Hidráulica completamente real, que quizás no tiene nada que ver con la Atlántis de Platón.

http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY

Siguiendo las decenas de mapas precolombinos fue que se pudo filmar la Isla de los Anillos Conéntricos de los Antis.
Si no es Atlantis, importa muy poco, ya que se encontraron estructuras y puentes en esta Isla que no la hizo ningún Dios, sino que la hicieron los hombres.

Salu2,
David

Anónimo dijo...

Como nosotros los “Atlantólocos” tenemos poderes especiales, hablamos con espíritus, civilizaciones extraterrestres y uno que otro fantasma, no es raro que afirmemos tener poderes paranormales…
Momento…, me estoy sintonizando con el lado oscuro de la fuerza y escucho un pensamiento lejano. Es una perturbación en La Fuerza. No sé si es en FM o AM…, pero mi modem psíquico capta lo siguiente:
“Es un cojudo, es un desgraciado y está jodiendo un floreciente negocio.
¿Quién será este bellaco?, Será alguna de las tantas peleas del pasado!!! ¿Se llama David Antelo o es alguien más del grupo anti-Montexano?, ¿Será alguien de Wikipedia?... No, no lo creo, ya que su forma de escribir no corresponde con nadie que haya visto previamente y no tiene el más mínimo asco a la hora de deshacer las fuentes, criticando irónicamente a Platón.
Esto no se corresponde con el comportamiento de un Atlantólogo, sino que se ajusta al de un escéptico, pero hasta ahora no entiendo su comportamiento dual, ya que en la medida que ataca, defiende una hipótesis de Atlántida que él denomina como No-Atlántida o “Civilización Hidráulica de los Antis.” Lo que está claro es que conoce el teme de Atlántis y por este motivo se convierte en un mono con navaja o un chivo suelto en una cristalería, ya que para que un cuchillo corte, debe ser de la casa. En el caso del Sátiro el dilema es saber si está o no está dentro de casa... Eso no lo sé, por la dualidad que utiliza y que jamás había visto en una pelea previa.
¿Esto es una broma de este pendejo o se trae algo más serio entre manos? El problema es que yo no tengo mucha idea de lo que habla y por eso tengo que cuidarme en las respuestas, ya que puedo salir maltrecho con alguna información que desconozco.
Lo que voy a hacer es desenmascarar a este sátiro llamando a las instituciones que él mismo indica y ahí sí que le pongo la soga al cuello…, pero, si resulta que el pendejo dice la verdad… No importa, nadie tiene que saberlo, ya que no pienso comunicar el dato que le daría la razón.
No puede ser…, a este cojudo yo lo mato!!! Si lo dejo suelto puede cuestionar el negocio de décadas, ya que no tiene el más mínimo asco en destruir la fiabilidad de los Diálogos, porque todos sabemos que el lenguaje griego no es el original, sino que probablemente es el egipcio y ninguno de estos relatos ha llegado hasta nuestros tiempos. ¡¡¡Qué quiere hacer este pendejo, deshacer lo que construye!!! No lo sé, ya que sus ataques van contra la Atlantis Ibero-Marroquí y no veo que se dedique a joder a otros Atlantólogos.

Anónimo dijo...

¿Por qué se le metió en la cabeza el nombre Díaz-Montexano?, ¿Qué es lo que le molesta para ser tan virulento en su argumentación? A ratos, el jodido, parece algún tipo contratado por el Santo Oficio de la Inquisición Científica, pero el lenguaje que utiliza en los Blogs, no es el que correspondería a las Ciencias. Eso no lo puedo afirmar, porque en las "ciencias" no han tomado en serio las hipótesis que defiendo y las han apaleado mil veces.
…Aunque no sé muy bien si se trata de UN jodido o de varios jodidos, ya que a cada paso cambia la marcha en el tema, metiéndose por terrenos escabrosos, pero manteniendo en todo momento el sarcasmo. Podría tratarse de varias personas que aportan en el tema, pero que uno solo es el que escribe…Creo..., no estoy seguro, porque recién se largó un Beta y una caverna en un formato extraño. La verdad es que no lo sé, y lo único que quiero es colgarlo del árbol más alto que pille.
¿Será que este o estos, Anti-Montexanos son el fruto de alguna antigua pelea que no recuerdo?, ¿Será una pelea con él, con ellos, o alguno de sus amigos? Eso se pone jodido, ya que el listado de agredidos, se mide por capítulos, así que buscar entre los fantasmas del pasado se puede volver complejo.
Para colmo de males, el rompepelotas se dio la licencia de cuestionar al propio Platón y obviamente que no tendrá ningún reparo en cuestionar a Sancho, Pedro y Martín su análisis lexicográfico, más aún si la hipótesis no cuenta con una isla de anillos concéntricos que no coincida perfectamente con lo descrito, pero si insisto en utilizar las interpretaciones lexicográficas, estaré siguiéndole el juego de embarrar una cancha que no me conviene que sea embarrada y supongo que a él tampoco…, aunque esto último no me queda claro, por la insistencia que tiene al decir que en su trabajo no busca ninguna Atlántida, sino una No-Atlantis. A este lo mato, porque si lo dejo suelto, me jode el negocio saturando la red de cuestiones que no convienen a los Atlantólogos que no tenemos apoyo de las academias.
Por lo visto, el cretino del otro lado, tiene tiempo y recursos para hacer lo que está haciendo, lo que quiere decir, que no debe estar solo y tiene los argumentos como para seguir rompiendo las pelotas con razonamientos que no son propios de las pseudociencias, ni de las ciencias, aunque no estoy seguro de la segunda, ya que mi formación no fue en este sentido. ¿Será que en las ciencias utilizan la ironía con ataques ad hominem y ad argumentum al mismo tiempo?
Sé que lo que puede estar seguro un Arqueólogos que lanza una nueva teoría, es que no recibirá el apoyo, sino el ataque de sus colegas. Este es el típico comportamiento de los Arqueólogos y para ello están preparados, pero no esperaba un Atlantólogo, de dudosa reputación, que salga con tantos ataques heterodoxos que no corresponden ni a Atlantólogos ni a escépticos.
Ahora sí que el sátiro me ha metido en un brete bastante jodido como su tortuosa línea de pensamiento, ya que si me callo, me jode y si abro mi boca, también me jode, así que una salida sencilla es clonarme en el ciberespacio, pero con esta salida temporal lo que pasaría es dar más alas a este, o a estos jodidos, para…,
…, Carajo! A este cojudo quiero matarlo…”
Pip, pip, tu, tu, tu, piiiiii. “El número al que ha llamado se encuentra con defectos.”
Lo siento señores, se me cortó la señal, lo que quiere decir que soy un pésimo Atlantólogo y no tengo poderes extrasensoriales.

Salu2,
Davids Antelos

Anónimo dijo...

¿Alguien conoce los peces de río llamados Beta?
Son peces multicolores, los hay rojos, azules, verdes, blancos, calipsos y todas las combinaciones que se les ocurra. Estos pequeños arcoíris son especiales para tenerlos en peceras esféricas, donde la bomba de aire podría verse antiestética, ya que una de las gracias que tienen, es el poder vivir en agua sin recirculación de oxígeno.
Si están pensando tener estos pequeños pavorreales en su pecera, no se apuren, porque se trata de peces agresivos que no toleran la compañía de sus congéneres y se pelearán “desplumándose” hasta que en su pecera quede uno solo.
Si consiguen un Beta y lo dejan nadar solo en su pecera, lamentablemente sus colores se volverán opacos si no hacen algo al respecto. En este caso lo que se hace es conseguir un espejo para que el Beta se entretenga peleando contra su sombra. Está claro que lo que el pez ve en frente, no es su imagen en el espejo, sino a otro Beta que le intenta arrebatar su territorio y así comienza un baile que mucho se parece al del perro correteando su cola.
Si a alguien se le ocurre meter un Escalar en la pecera del Beta, mejor es que la piense dos veces si valora al Escalar, pero si el dueño de la pecera se las da de humorista y mete una Palometilla en la misma pecera, el chiste no lo entenderá el Beta, porque indudablemente el pequeño pavorreal tendrá cara de alimento para este otro bicho que luce navajas en sus encías y no se caracteriza por comer lechuga.
Estos Betas son tan especiales en su despliegue tecnicolor, que amenazan de muerte a todo aquel que considere que está invadiendo su territorio, incluso si se trata de su propio reflejo, que sin ninguna intención, lo amenaza en la misma medida que el pez se pavonea, sin percatarse que en realidad el pleito se debe a una sombra. Está bastante claro que a este pez asesino, no le interesa saber nada de la verdad de su reflejo, porque mil veces se le puede acercar el espejo y las mil veces lo atacará sin preguntarse por qué es que esta sombra utiliza los mismos movimientos y gestos que él hace.
Lo que yo no he logrado descifrar hasta el momento es si la lucha la genera el pez, el reflejo o el espejo, pero invariablemente este pavorreal termina siendo un solitario y un incomprendido, pese a vestirse con los colores del arcoíris.
El Beta es como uno de los prisioneros de una hipotética caverna, ideada en la Escuela de Atenas. Un prisionero atado de pies y manos que está obligado a mirar las sombras que ante él se proyectan, aseverando posteriormente que se trata de la realidad y sin percatarse que a sus espaldas existe un mundo que desconoce.
El autor de una obra no se lo reconoce por la firma que aparece impresa en el cuadro, sino por los colores utilizados, el trazo, la composición y esos detalles sutiles que distinguen la mano que estuvo detrás. Como las musas del arte trabajan juntas, de manera similar se reconoce al escultor, al compositor y al escritor, dejando las sombras para aquel que viendo un Beta pensó que se trataba de una Palometilla.
Salu2,
David
http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY