Nueva Era

Un blog sobre la New Age (Nueva Era) y los esoterismos varios que hoy, como una epidemia que afecta al raciocinio y a la lógica, se expanden... Bienvenidos sean usted y Guillermo de Occam.

domingo, 21 de marzo de 2010

¿Inofensivos? 1ª Parte.

El derecho a pensar lo que a cada cual le venga en gana es incuestionable. Ya puede usted creer que el sapiens sapiens viene de las figutitas del Belén que, ciertamente, tiene derecho a ello. Es exactamente el mismo derecho que tiene quien plantea que cualquier creencia es cuestionable y, por lo mismo, puede discutirlas sin que esto suponga merma ninguna de la dignidad de nadie. No son derechos en conflicto, sino el mismo derecho ejercido de distinta manera. Criticar y mostrar el absurdo de algunas opiniones no constituye, por tanto, una agresión, es una de las múltiples expresiones de la libertad de conciencia.

Distinta consideración merecen aquellas creencias que, de facto, implican de hecho una agresión a la dignidad, a la integridad o a los derechos de otros.

El universo de creencias esotéricas y de New Age se presentan siempre con un carácter buenoide e inocuo que las hace simpáticas a los ojos del hombre de hoy. Se trataría de un buenismo inocente y no dañino que parecen practicar personas amables y que no entrañan, ni por sus contenidos ni por sus prácticas, peligro alguno para nadie. Pero, ¿es realmente así?

PRIMER DAÑO: el vaciamiento progresivo de las carteras.

Todos los productos de terapias alternativas se compran y se venden, nadie los regala. Si bien suelen presentarse como una opción diferente y bondadosa frente al inmisericorde mercado médico y farmacéutico multinacional, opresor, oscurantista y malévolo, la industria de la medicina natural, homeopática, energética o chiripitifláutica, está encontrando en las acríticas mentes de nuestro tiempo el campo abonado a un no menospreciable y creciente negocio. Productos de todo tipo, desde lámparas de sal del Himalaya... que pueblan de iones negativos (¿?) el ambiente de cualquier hogar hasta materiales para construir pirámides energéticas (¿?) con que sanar su karma, pasando por toda la panoplia de productos “naturales” que sirven hasta para curar a distancia de forma megamolona y positiva.

Cada cual es libre de tirar su dinero como le venga en gana, es cierto. Pero también lo es que quien compra un producto tiene derecho a que lo que compra cumpla realmente con lo que promete. Lo contrario es una estafa.

Así, las pulseritas holográficas...



El disco Holográfico de Mylar( ( hecho con la misma sustancia que previene que la energía estática dañe los componentes eléctricos ) tiene una frecuencia eléctrica que restablece el balance eléctrico del cuerpo, promoviendo el libre intercambio de cargas positivas y negativas a través de todo el cuerpo.

Fuente: http://www.fuerzayequilibrio.com/como-funciona.asp

Si usted ha entendido qué se ha querido decir en el texto citado entonces no tiene ni idea de lo que son la energía estática, las frecuencias y las cargas positivas y negativas. Una frecuencia es una magnitud física que indica la repetición de un fenómeno en una unidad de tiempo y que se mide en herzios o ciclos por segundo, si es que así se decide. De este modo, “meter” una frecuencia en un “disco holográfico” es una majadería: no puede hacerse. Un holograma es una imagen con un formato específico y no emite nada de nada. Es como colgarse una fotografía de Einstein para aprender física...

Y sin embargo, esto es lo que promete quien lo vende (se ha respetado la ortografía original):

No es dañino ni perjudicial para la salud ya que  el holograma actúa anulando la energía o frecuencia negativas que nos llega al cuerpo potenciando la positiva, nada mas que nos lleva a una frecuencia mejor , haciendo que el cuerpo se sienta mucho mejor llegando a un estado inmejorable de bienestar . (…) El holograma de Equilibrium se fabrica en Inglaterra, en una de las únicas 4 fabricas que existen en Europa para hologramas tan especiales y su secreto está altamente guardado.

Desde luego no es dañina para la salud, pero tampoco es beneficiosa; es que no hace nada de nada. Sin embargo, y es a lo que vamos, si no hace lo que promete, ¿puede verse esto como una cosa simpática e inocua? Porque cuesta 35 euros... No es de extrañar que guarden en secreto un fenómeno físico tan increíble.

Veamos ahora las famosas pirámides energéticas. ¿Qué son? De nuevo, se respeta la ortografía original:



Se le llama energía piramidal, al efecto físico-magnético-vibratorio que se genera al interior de una pirámide. Se trata de una energía limpia que recarga al organismo de vitalidad,  energía adicional a la que genera por sí mismo el ser humano. Las características de éste efecto son magnético-vibratorias, e inciden elevando el nivel de vibración de las células. Mismo que produce una sensación de calor relajante y/o cosquilleo en la zona de aplicación. Esta energía que se cree proviene de los campos magnético-terrestres; puede compararse a aquella que genera terremotos ó tsunamis.

Fuente: http://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-40236032-piramides-terapeuticas-_JM

Para enmarcar... La sarta de estupideces mágico-vibratorias del párrafo anterior ha tenido que ser elaborada sin pretenderlo porque queriendo no sale nada tan absurdo. Se trata, además, de un cono, no de una pirámide...

Se usa así de fácil:



¿Ve qué sencillo es conseguir estar sano? Sólo tiene que conectar sus pantorrillas a la pirámide y ya está,a a tomar por saco todas sus dolencias... Y sus dineritos...

Otras pirámides igualmente megamolonas y superterapéuticas se usan así (pásmense):



Y tiene esta explicación... física:




No pregunte de qué tipo de energía se trata, porque no se lo van a decir. Tampoco pregunte porqué una pirámide y no un cubo o una esfera, porque entonces les dará ideas y fabricarán cubos y esferas energéticos... Y si no sabe usted qué carajo es la exclusión cuántica, pues infórmese, hombre... Después, por favor, infórmenos a los demás, ¿vale? Ah, y a los físicos, que es que no saben nada de nada.



No obstante estos disparates, en la publicidad de la pirámide cónica... se comprometen a que el producto hace, entre otras muchas cosas, esto (la ortografía sigue siendo original):

*Estimula las terminales nerviosas al llegar la energización a las terminales nerviosas del organismo las nutre de energía nueva por ello se reactivan y regeneran por sí mismas.
 *Revitaliza el organismo naturalmente. Es una energía limpia que llega al organismo sin tomar, untar ó inyectar nada, es sólo una inducción energética a través de una pirámide.
*Disminuye la depresión y el estrés. La depresión y el estrés consumen  gran cantidad de energía, reduce la vitalidad de la persona, al inducir energía adicional puede enfrentar estos padecimientos  fortalecido su sistema inmunológico.
*Mejora el rendimiento físico-Sexual. La inducción energética con la pirámide no sólo  revitaliza sino también mejora la circulación en sangre. 
 Así,  llega  a todas las extremidades y por consecuencia al miembro viril y/u órganos reproductores.
*Retraza el envejecimiento prematuro; pues al revitalizar la célula con energía nueva las reactiva y rejuvenece.


No sé si considerar mi miembro viril como una extremidad más de mi cuerpo, pues soy más bien de constitución humilde y sencilla (aunque no me quejo), pero prometer cosas como una inducción de energía limpia (¿?) por 480 dólares... que retrasa el envejecimiento y te hace poco menos que un semental...

Los productos de este tipo son de lo más variopinto. Puede darse un paseo por aquí y alucinar en colorines: http://www.divinosabat.com/tienda/

Algunos son realmente sorprendentes...

El spray aúrico (sí, ha leído bien), armoniza y equilibra todo todito todo por tan sólo 200 dólares, invocando, eso sí, desde el corazón con los ojos cerrados al arcángel Zadquiel, inhalando luz violeta y exhalando estrés, tensiones, miedos, preocupaciones, culpas... Sin ninguna dificultad añadida.

Así las cosas, ¿qué hacer? ¿Acaso no forma parte de la libertad de las personas el creer en auras, hologramas y pirámides energéticas? Ciertamente, y nadie defiende que se condene a quien cree en estas cosas, pero ganar dinero a costa de la ingenuidad ajena, estafar, eso es perseguible.

No se hace, de hecho. Estos productos se anuncian con toda impunidad.

¿Inofensivos? No.