Un blog sobre la New Age (Nueva Era) y los esoterismos varios que hoy, como una epidemia que afecta al raciocinio y a la lógica, se expanden... Bienvenidos sean usted y Guillermo de Occam.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Algunas creencias sí son peligrosas

Uno de los argumentos que más me repiten es que estas cosas de la New Age, de las churroterapias y de las creencias tradicionales (por orientales, o viceversa) no hacen daño. Y no es verdad. Sí hacen daño. Vamos con algunos ejemplos.

Merea Nanda, militante de izquierdas en la India, denunció a finales de los 70 cómo las creencias tradicionales hicieron pensar a un político indio que le irían mejor las cosas si entraba a su despacho por el oriente (las energías positivas tienen esos capríchos cardinales). Problema: por esa parte de la edificación se encontraba un barrio de chabolas que le impedía llegar en automóvil. La solución que encontró fue la mar de energéticamente positiva: echó abajo el barrio. Es de suponer que a los expertos en karma no les pareció cosa negativa desalojar a estas personas (cf. Sokal, A. y Bricmont, J., Imposturas intelectuales . Barcelona, 1999. Pág. 111s.)

Si bien el caso anterior es poco conocido, más tristemente famosa se hizo Manto Tshabalala-Msimang, la ministra de sanidad sudafricana que recomendó una dieta rica en ajos y limón para combatir nada menos que el SIDA. Cabría preguntar a los que sostienen que las terapias naturales cuando menos no dañan si esto no es para tirarles de los pelos. El apoyo de esta aspirante a genocida a terapeutas como Mattias Rath no hace más que confirmar que detrás de todo esto hay, cuando menos, una ignorancia enorme, cuando más, ganas de enriquecerse a costa de la muerte de los demás.

Fuente:http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_5266000/5266770.stm

Como se ve, las pseudociencias, las churroterapias y las creencias irracionales, sí hacen daño.

Les invito a colaborar proponiendo sus propios "héroes" de lo absurdo.