Un blog sobre la New Age (Nueva Era) y los esoterismos varios que hoy, como una epidemia que afecta al raciocinio y a la lógica, se expanden... Bienvenidos sean usted y Guillermo de Occam.

viernes, 21 de diciembre de 2007

Difunde, que algo queda.







El refranero incluye la siguiente declaración: "calumnia, que algo queda".

Si aplicáramos este refrán a nuestros queridísimos himbeztigadores habría que reconvertirlo a "difunde, que algo queda". Y es que, como venimos manteniendo, a éstos les da igual si lo que "divulgan" es o no es cierto, pues lo importante no es contar con pruebas sino con fans incondicionales de los misterios misteriosamente misteriosos. Así cualquier cosa puede ser dicha y creída.

Vamos a poner un ejemplo divertido acerca de cómo algo evidentemente falso puede ser tomado como verdad incontrovertible y como prueba de algo absolutamente absurdo.

Joan Fontcuberta, del que ya hablamos en este blog con ocasión de un ridículo mayúsculo de Íker Jiménez (ver Íker el himbeztigador del mes de Julio), organizó otra de sus "exposiciones trampa". Esta vez se trataba de un montaje en el que se mostraban imágenes de un fósil de Hydropithecus, un falso antecesor del homo sapiens que "invitaba" a pensar que el hombre procede en realidad de un antepasado medio pez y medio humano. Acompañando a las imágenes, y tal y como hiciera en su día con Ivan Istochnikov (el cosmonauta inventado de su exposición La Odisea del Soyuz 2), un personaje nuevamente ficticio, Jean Fontana, una historia y un hallazgo: la sinera del río Tormes, la "prueba" fósil de la existencia del Hydropithecus (el "mono de agua"). Todo absolutamente inventado para una exposición de arte.

Si desean leer la historia tal y como él la cuenta, pueden disfrutarla aquí:

http://www.latalaia.net/cast/tribuna.asp?art=224&mail=1

Y éste es Fontcuberta caracterizado como Jean Fontana:




Divertido y genial. Pero... ¿Cuál fue la recepción de este montaje?

Como en botica, de todo. Lo más asombroso es la actitud de tomar como pruebas de la existencia real de sirenas precisamente las imágenes de Fontcuberta.

¿No lo creen?

Pasen y vean...


Ya.com presentaba la exposición con el siguiente titular:

Una exposición en Salamanca muestra fotografías y réplicas de esqueletos de sirenas hallados hace medio siglo

Fuente: http://noticias.ya.com/cultura/18/06/2006/exposicion-salamanca-sirenas.html

A partir de aquí, los incondicionales de lo mihteriozo... Se ha respetado la ortografía y la gramática:

Joder, pues va a ser verdad... yo que estaba seguro que tenía que ser coña... Lo que me extraña es no haber oído hablar de ellos antes, pero bueno...

Fuente: http://faeriel.blogspot.com/2006/06/hydropithecus-o-la-sirena-del-tormes.html

PARA MI SI EXISTEN A PESAR DE QUE LA PRENSA TELEVISIVA INTERNACIONAL NOPASE NADA DE LOS HALLAZGOS MITOLOGICOS POR QUE A PESAR DE LO QUE DIGAN SI CREO EN LA MITOLOGIA Y CREO QUE EXISTEN TODAVIA ALGUNAS ESPECIES DE ESOS TIEMPOS QUE DEBERIAN LOS ARQUEOLOS E INVESTIGADORES QUE TENGAN EN CUENTA PARA PRESERVALOS MAS NO ATENTAR CONTRA LA NATURALEZA DE DIOS......ESPERO NOTICIAS AL RESPUESTA O ME ENVIEN ALGO AL RESPECTOS DE TODO ESTO AQUI TE ESCRIBO MI CORREO ELECTRONICO. CHAO SALUDOS

Del mismo sitio...

Yo si creo en su existencia y creo que son muy reales los fociles mostrados. Para mi las sirenas si existen, en algun lugar del mundo deven de existir por que sino por que los griegos las mencionavan y no solo ellos en muchas partes del mundo yo creo de que aun el hombre no a llegado a explorarar o a gobernar todo el mundo y que en algun lugar deven de havitar y anque no cean tan hermosas deven de ser unos seres maravillosos por el solo hecho de ser increibles bueno mientras concluyen el enigma los cientificos yo sigo teniendo la mente abierta.
cualquier noticia relacionada con este tema porfa mandenme un correo a...


Otro...

las imagenes se ven super reales asi q pienso q todo existe porq son muchas las posiblidades de q existan esas cosas q dicen hay soy de las personas q cree en mucho en la ciencia es verdad hay gente ridiculaa q solo pone mentiras en las web esa gente q se ubique por fa por q se q muchos de los q visitan estas web es por q tienen curiosidad no mientan.......

Y sigue otro...

yo creo fielmente en la existencia de las sirenas y tritones y en que el hombre aun habiendo ido a la luna todavia no conoce lo que habita en las profundidades de los oceanos y mares.Tambien creo que ellos no se dejan ver porque en la actualidad la gente está descreida de todo y no tienen fe, pero la verdad es que viven y tienen un mundo mas allá de la hermosura. espero que sigas escribiendo sobre estos temas de mi interes.Gracias

Fuente: http://www.ciudadcool.com/show.php?id=Guyunusa&post=972&PHPSESSID=191c472dcd9acf0b0a48dc3e42395ab2

Podríamos preguntarnos qué tipo de lógica lleva a estas conclusiones. Veamos un ejemplo realmente estremecedor y preocupante:

Yo creo que existen las sirenas desde que era muy pequeña yo lo se . . . algo en mi me lo dice . . . daria todo no por ver una , sino por convivir con ellas . . .seguramente no tienen los hermosos cabellos que se describen . . .es decir viven en el oceano lleno de minerales y otras cosas que dañan mucho el cabello asi que probablemente no sea tan sedoso como queremos creer
y estan cubiertas de escamas como lo anterior mencionado . . . pero no es solo su cola, es todo su cuerpo . . .
Dentro de toodooo yo tengo no se si sean presentimientos o indicios . . o datos . . .pero yo creo que SI existen y que estan en el lugar de la Atlantida . . no digo que viven ahi en completa felicidad como en la pelicula de disney . .. pero es cierto que hubo una ciudad llamada Atlantida que se hundio en las profundidades de este gran oceano . . . y tambien es cierto que desaparece la gente en el triangulo de las Bermudas y cuando rara vez encuentran los barcos los encuentran muy normales ,ordenados y todo . . .pero SIN gente . . .la verdad yo no creo eso de que los raptan lo ovnis . . . pero tal vez la gente de esos barcos encontro un lugar alejado de lo que es nuestro mundo que cada vez se hunde mas en el materialismo y las presiones de la sociedad . . . tal vez esa gente descubrio algo oculto para el resto de los humanos . . .no se . . . pero es posible. .


Fuente: http://hocuspocus.mforos.com/191376/4362191-datos-de-que-las-sirenas-existen/

Atlántida... Triángulo de las Bermudas... Ovnis... Mundos ocultos... El tipo de lógica es claro: como yo deseo que sea así, es así.

Lo grave aquí es que los "divulgadores" de lo mihteriozo no calibran el daño que hacen presentando como ciertas las himbeztigaziones que realizan para llenarse los bolsillos. Por eso, y permitiéndome el epíteto, me parecen tan mierdas.

Nuestra Señora de la Sensatez, ora pro nobis.

Nuestra Señora de la Honestidad, ora pro nobis.

Por cierto, podeis leer una entrevista a Joan Fontcuberta aquí:

http://www.elpais.com/articulo/paginas/engano/hecho/arte/elppor/20070211elpepspag_1/Tes

domingo, 9 de diciembre de 2007

Manual de kanpo para himbeztigadores

Hay investigadores en muchos campos de la actividad humana. Científicos, humanistas, filósofos, periodistas, muchas personas se afanan en resolver cuestiones ignoradas o problemáticas. Otros se dedican a himbeztigar, esto es, a presentarse como investigadores cuando, en realidad, no investigan nada.

Si usted desea investigar a fondo un asunto, lo primero es formarse, dedicar mucho tiempo, esfuerzo y neuronas al tema que desee investigar. Esto le servirá sólo para introducirse en el asunto, luego tendrá que dedicar más tiempo, esfuerzo y neuronas a investigar. Esto le servirá, quizás, para ser un experto. Pero si desea realmente ser un buen investigador, deberá dedicar aún más tiempo, esfuerzo y neuronas para poder elaborar alguna tesis que pueda resolver una cuestión y solucionar, desentrañar o desvelar algún tema interesante o problemático. Ejemplos no faltan a lo largo de la historia.

Ahora bien, si lo que desea es ser un buen himbeztigador, la formación es innecesaria. Desde ya puede usted ponerse a elaborar hipótesis, cuanto más absurdas mejor, sobre cualquier cosa,. No necesita conocer acerca de nada ni estudiar nada. Un testimonio demostrativo: Georgeos Díaz Montexano, el atlantólogo por antonomasia, dice haber realizado estudios de Historia, Arqueología, Antropología y Paleopatología en la S.E.C. La S.E.C., por si no lo saben, es la Sociedad de Espeleología de Cuba, que, como ven, forma a sus asociados en todo tipo de materias. No imaginan lo importante que es la Paleopatología para los atlantólogos... Este himbeztigador, además de absolutas memeces acerca del texto platónico, sostiene que los que niegan la existencia del mito que Platón pone en boca de Critias, como hizo con otros muchos de sus personajes literarios, lo que desean es desacreditar a Platón. La ignorancia, que es muy atrevida...







Si usted desea ser serio, citará sus fuentes y explicará su protocolo de trabajo para que cualquiera pueda acceder a ellas o repetir sus mismos pasos; así se comprueba que usted no se ha inventado nada y se puede acudir a los autores en los que se basó.

Sin embargo, si lo que quiere es himbeztigar, puede inventarse fuentes y protocolos según se le ocurra. Para corroborar esto, otro testimonio: J.J. Benítez, himbeztigador donde los haya, usa el pseudónimo “Mirlo rojo” para proteger la identidad de una fuente secreta que desveló secretos de los archivos más secretos de las actividades secretas de una NASA muy celosa de sus secretos. Si bien el sujeto-fuente de este himbeztigador está ya criando malvas (siempre según él mismo dice) a nuestro himbeztigador no le es posible revelar su verdadero nombre...



Si lo que usted desea es realizar una investigación de campo, usted planificará, proyectará, preverá y se trasladará al lugar con el equipo técnico y humano necesario, nunca antes de que todo esté previamente preparado y de que tenga claro qué, cómo y para qué.

Ahora bien, si lo que usted desea es realizar una himbeztigasión de kanpo, basta con que se lleve a alguien para que le grabe en vídeo o le eche fotos con poses reflexivas, camisa de explorador, una lupa o algún aparatejo para dar la impresión de esforzado himbeztigador.

Valgan estos testimonios en forma de imágenes:



Pueden observar a J.J. Benítez con su camisa de explorador experto.



Es Javier Sierra. La lupa le da ese toque de himbeztigador al que nada se le escapa.



Sí, es Íker Jiménez con mirada penetrante y tratando de medir no se sabe qué con no se sabe qué, pero es un cementerio y es de noche, oye. Pedazo de himbeztigador, ¿eh?



El sr. Amorós es uno de mis favoritos. Lo vemos aquí en labores de ardua himbeztigasión, con la sola la luz de unas velas y de un candil, que es como se himbeztiga más mihteriozamente.


Imaginen todo este enorme esfuerzo imtelestual y teknolójiko para himbeztigar cuestiones “sin respuesta” que después de himbeztigar siguen, por supuesto, “sin respuesta”, aunque todo el travaho sirva para hacerse con material para vender un ehtupemdo reportaje, un masnífiko artículo o un interezamte libro sobre misterios misteriosamente misteriosos... a pesar de que las ipótezih resulten absurdas, inverificables e infalsables y sin aportar un solo dato o una sola prueba absolutamente de nada. Unos campeones de la desvergüenza.


Si quiere investigar en algún área concreta de cualquier rama del saber, dedicará mucho tiempo al tema en cuestión; al menos hasta que se haya resuelto la cosa para bien o para mal. Esto le ocupará tiempo, por lo que es más que probable que no abarque a la vez y en profundidad otros asuntos. Procurará además ceñirse al campo de su especialidad tratando de no hacer el ridículo hablando de lo que desconoce.

Si es usted himbeztigador puede hablar de lo que sea y cuanto desee, da igual si es de Historia, de Antropología, de Arte, de Física, de Medicina, del más allá o del más acá. Y como la cosa va de testimonios, acudamos al indefinible Bruno Cardeñosa. Este ávido himbeztigador es capaz pontificar sobre casi cualquier cosa, lo mismo da el 11-S, los gobiernos en la sombra, el 11-M, ecologismo, ovnis, astronomía, política, paleoantropología, la mente, misterios de la Historia, conspiraciones a cientos y cualquier cosa que se le cruce por delante de los ojos y le parezca potencialmente rentable... Siempre, eso sí, descubriendo cómo los que investigan en serio están encorsetados a no se sabe qué verdad “oficial” que él siempre “demuestra” falsa... Bruno Cardeñosa afirma, por ejemplo, la existencia, hoy, de Neanthertales vivos... O que a nuestros antepasados los visitaron seres de otros planetas, como “demuestran” las pinturas rupestres de Tassili... He aquí el tipo, por supuesto, con su camisita de ezplorador:



Cuando usted se ponga a investigar querrá en su equipo, si lo necesita, a gente seria y solvente. Si la investigación lo requiere procurará usted hacerse de un grupo de trabajo interdisciplinar tratando siempre de que cada cual sea alguien formado y experto en el área por el que se le necesita y por el que se han contratado sus servicios. Los arqueólogos, por ejemplo, echan mano de ingenieros, filólogos, historiadores, paleógrafos, etc.

Pero si usted se pone a himbeztigar en ekipo, se rodeará de otros avezados himbeztigadores sin que sea necesario que sepan un pimiento de nada, pues lo que interesa es señalar qué misteriosos son los misterios aturdiendo a sus lectores o a su audiencia con enigmas enigmáticos y con autorreferencias laudatorias acerca de qué buenos himbeztigadores son todos. Da igual si los componentes del equipo son absolutos incompetentes o auténticos charlatanes. Un testimonio estremecedor: Íker Jiménez, himbeztigador con kátedra, recoge el testigo de J.J. Benítez y babosea sobre unas supuestas ruinas en la Luna... rodeado de himbeztigadores acólitos pontificando sobre bobadas pero, eso sí, con pose pseudoescéptica, aunque diciendo absolutos disparates y citando a otros himbeztigadores como si fueran una fuente fiable de datos. Como siempre, no falta el argumento bobochorra de que la falta de pruebas es prueba de que algo hay. Del mismo modo, inventar pruebas o tomar como prueba lo que no prueba es práctica común entre himbeztigadores. Pongamos musiquita de misterio y tendremos un espectáculo acojonante y descojonante. Especial atención merece Santiago Camacho (el primero que habla en el siguiente vídeo), todo un himbeztigados acezor de Íker...




Si usted es un investigador serio no tendrá inconveniente en someter a la crítica de la comunidad científica, académica o periodística sus resultados, es más, lo considerará un paso necesario y conveniente. Del examen crítico de sus colegas puede surgir una deseable línea de debate que permita investigar más y mejor o depurar errores. En todo caso, usted se juega su prestigio y su profesión ante personas igualmente expertas en la materia. Si a usted se le ha ocurrido mentir o decir alguna tontería, puede dar por terminada su carrera y por finiquitado su prestigio.

No obstante, si en realidad es usted himbeztigador, le importa un rábano si lo que dice es o no verdad, si está fundamentado o es una absoluta invención, pues su éxito se medirá en términos de audiencia o de libros vendidos. Es más, si a usted le pillan en una mentira o en un error de dimensiones colosales, no pasa absolutamente nada, puede dedicarse al siguiente tema con la misma profesionalidad. Lo que en realidad importa no es el respeto a la verdad o a sus lectores, sino el volumen de su cuenta corriente. Y si es necesario mentir, se miente. Así es como da igual de qué tema se trate y qué se diga. Testimonio. Enrique de Vicente, que lo último que supo de ciencia es que se escribe "n" antes de "c", afirmó lo siguiente en una editorial de Año cero en el 2005: cuando se trata de reconocer que los animales tienen sentimientos, "los científicos suelen negarlo". Se ve que no ha leído a F. de Waal, a H. Fisher o al mismísimo Darwin. Y si los ha leído, los ignora. Helo aquí.




Por último, si la investigación va bien, usted tratará de elaborar hipótesis razonables, intentará corroborarlas en la experiencia o fundamentar sus conclusiones con datos que la hagan plausible, tratando de que se presenten con claridad las correlaciones y los posibles nexos entre causas y efectos.

Pero si es usted himbeztigador, podrá vomitar cualquier cosa con sujeto verbo y predicado, se trate de lo que se trate y por más disparatado que parezca, pues no se busca averiguar la verdad sino asombrar con los lados más enigmáticos de los misterios misteriosamente misteriosos, cuanto más misteriosos mejor, o con las afirmaciones más superchulis y megamolonas. Acudamos a un testimonio impactante: Masaru Emoto, himbeztigador cum laude, sostiene que el agua es capaz de percibir las vibraciones mentales de la música y del lenguaje, de manera que si usted pone musiquita de Mozart ante una botella de agua, ésta se vuelve alegrona y rumbosa y le vendrá a su cuerpo divinamente (no se le ocurra ponerle el Dies Irae del Réquiem, por si las moscas), pero si usa Heavy Metal el agua se cabrea y se negativiza (ya puede usted ponerle la balada más tranquilita; al agua no le gusta el Heavy). Del mismo modo, si a una botella le pega etiquetas con palabras dulces el agua se pone tierna y amorosa. Pero si le pone palabras feas, el agua, que reconoce además todos los idiomas porque sabe Dios cómo va y detecta las vibraciones mentales que usted “emitía” cuando las escribió, pues se chuchurre y se mustia. ¿Cómo? Pues en virtud del “hadrón”, un elemento subatómico estudiado por la física cuántica y "utilizado" por Emoto no se sabe cómo, no se sabe con qué, que hace que se conecten sus vibraciones atómicas mentales y las vibraciones atómicas del agua, nada más y nada menos.



Usted decide de quién hará caso.